Degradación biológica de contaminantes en aguas residuales de la industria química

Los procesos biológicos para el tratamiento de aguas residuales industriales se han establecido en la mayoría de las industrias. Una tecnología de este tipo puede ser conveniente desde el punto de vista económico también para las industrias químicas que producen compuestos de difícil degradación.

Reducción de las tasas por eliminación con la tecnología TRF

La mayoría de las aguas residuales producidas por la industria química contienen una elevada concentración de compuestos orgánicos de distintas clases. En el caso de que estas sustancias contaminantes fuesen vertidas en aguas naturales sin ser tratadas generarían una fuerte pérdida de oxígeno, y en consecuencia, una alteración masiva del equilibrio biológico.

Un tratamiento previo es importante no solo por motivos relacionados con el medioambiente. Cuando aumentan los costos de eliminación por el tratamiento responsable de los efluentes o por un aumento en la producción también pueden ahorrarse impuestos y tasas. Debido a su tecnología sencilla y – a diferencia de los procesos físico-químicos- a la gran descomposición de las sustancias contaminantes, se recurre cada vez con más frecuencia a los procesos biológicos.

Desulfuración de los gases de una central eléctrica

DAS Environmental Expert pudo ayudar a reducir los gastos de eliminación del operador de una central eléctrica en Berlín mediante la implementación de un proceso biológico. Hasta la puesta en marcha de un tratamiento biológico, los contaminantes debieron eliminarse a un alto costo siguiendo los pasos de recolección, transporte e incineración. Gracias a la tecnología TFR hoy se vierten las aguas residuales directamente al río Spree cumpliendo estrictamente con todos los requisitos legales.  Luego de la degradación biológica de la sustancia orgánica compuesta principalmente por ácido fórmico, la concentración permanece estable por debajo de los límites DQO de 60 mg/l. A pesar de la gran concentración salina promedio de 15 g/l de cloruro, la velocidad biológica de degradación es tan alta que solo es necesario un volumen de instalación comparativamente bajo. Se modificaron las dimensiones de los biorreactores y se adaptó una nave existente. En virtud del bajo peso de los biorreactores en todos los estados de funcionamiento se pudo alojar toda la instalación debajo de un techo falso. 

 Entretanto, los birreactores TFR ya llevan funcionando casi dos décadas y la instalación deberá ser actualizada con la última tecnología. Para ello, se están evaluando dos opciones: por un lado, se puede modernizar la tecnología TFR implementada. Por el otro, se está analizando también una nueva construcción con el proceso MBBR. DAS Environmental Experto está llevando a cabo una experiencia piloto que le permitirá averiguar, que procedimiento es más conveniente desde el punto de vista técnico, pero también teniendo en cuenta el aspecto económico.

DAS EE Headquarter

Su persona de contacto para todas las preguntas de tratamiento de aguas residuales en Argentina:

Sra. Anke Reichardt
Socia Gerente

+54 11 5263 3641

office-argentina@das-ee.com

Su persona de contacto para todas las preguntas de tratamiento de aguas residuales en Perú:

Sra. Patricia Rojas
Gerente de Ventas

+51 1 480 0642

Email: office-peru@das-ee.com

DAS EE Headquarter