Tratamiento de aguas residuales en el procesamiento de carnes

Tanto en los mataderos como en el procesamiento de carnes rojas, blancas y de pescado se generan efluentes con elevada carga orgánica, causada por ejemplo por la sangre y la albúmina disuelta.

Aguas residuales en empresas procesadoras de carne

Toda la cadena, desde la entrega de ganado, pasando por la matanza y el procesamiento, hasta la limpieza final, está sujeta a estrictas normas y controles minuciosos. De este modo se generan muchas aguas residuales fuertemente contaminadas por la sangre, albúminas disueltas, grasa, paja o aserrín, y restos de excrementos de animales.

Si estas aguas residuales no se eliminan rápida y eficazmente, se corre el riesgo de causar malos olores intensos, por ejemplo, por el amoníaco, además de los peligros por la presencia de gérmenes y plagas de insectos.

Nuestros servicios para el procesamiento industrial de carnes

DAS Environmental Expert dispone de un procedimiento adecuado para el tratamiento de este tipo de aguas residuales con contaminación orgánica extremadamente fuerte. Las aguas residuales provenientes del lavado del vagón de ganado se juntan, luego de una separación mecánica, con aquellas originadas por la matanza en una cámara de mezcla y equilibrio. A continuación son dirigidas hacia una fase de tratamiento biológico con el objetivo de la nitrificación y reducción de DQO. Se trata de una tecnología con particular eficacia energética que reduce los costos operativos. Con la tecnología de DAS las aguas residuales pueden depurarse a nivel biológico de modo tal, que incluso se torna posible una descarga directa respetando todos los valores límite vigentes.

Ventajas del tratamiento biológico de aguas residuales

Nuestro procedimiento es particularmente ventajoso para los mataderos: nuestra planta para el tratamiento biológico de aguas residuales para el procesamiento industrial de carnes está compuesto por sistemas completamente cerrados sin recipientes abiertos. De este modo los olores desagradables producidos durante el procesamiento permanecen en la planta, evitándose la emisión de olores que molestan a la población. Los sistemas están estructurados de manera modular y son integrables al proceso. En caso de necesidad, las instalaciones pueden ampliarse sin inconvenientes y trasladarse en caso de una reubicación de la fábrica, lo que, desde luego, resulta interesante para empresas fuertemente orientadas al crecimiento, precisamente también en países emergentes.