La pro­duc­ción de cos­mé­ti­cos con el sis­te­ma inte­li­gen­te de aguas resi­dua­les gra­cias a la tec­no­lo­gía de eli­mi­na­ción de DAS

21.03.2019

Emil Kiess­ling GmbH uti­li­za la tec­no­lo­gía TFR de Dres­de para el tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les.

El tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les de DAS per­mi­te una pro­duc­ción sos­te­ni­ble
La Emil Kiess­ling GmbH con sede en Geor­gensg­münd, Fran­co­nia Media, es un exi­to­so fabri­can­te de cos­mé­ti­cos. La gama de pro­duc­tos abar­ca des­de la cos­mé­ti­ca natu­ral has­ta la pro­tec­ción solar. A tra­vés de un con­tac­to por una expo­si­ción, se encar­gó a DAS Envi­ron­men­tal Expert GmbH Dres­de que opti­mi­za­ra la eli­mi­na­ción de las aguas resi­dua­les de la empre­sa. Muchas de las sus­tan­cias uti­li­za­das en la higie­ne per­so­nal, si alcan­zan nive­les más altos en el agua, cau­san daños con­si­de­ra­bles. Con todas las fra­gan­cias y tin­tes, acei­tes esen­cia­les, emul­sio­nan­tes y sur­fac­tan­tes, inclu­so una plan­ta muni­ci­pal de tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les se ve rápi­da­men­te supe­ra­da. Dado que Emil Kiess­ling GmbH otor­ga gran impor­tan­cia a la pro­duc­ción res­pon­sa­ble y sos­te­ni­ble, fue impor­tan­te para la empre­sa tra­tar las aguas resi­dua­les de mane­ra inter­na, de modo que la eli­mi­na­ción pos­te­rior a tra­vés del sis­te­ma de alcan­ta­ri­lla­do muni­ci­pal se pue­da rea­li­zar sin pro­ble­mas y sin nin­gún ries­go para el medio ambien­te.

Tra­ta­mien­to bio­ló­gi­co de aguas resi­dua­les de bajo con­su­mo
Jun­to con los repre­sen­tan­tes de Emil Kiess­ling GmbH, los exper­tos en agua de DAS Envi­ron­men­tal Expert GmbH han desa­rro­lla­do un con­cep­to para un mayor tra­ta­mien­to de las aguas resi­dua­les. El obje­ti­vo era redu­cir al máxi­mo la deman­da quí­mi­ca de oxí­geno (DQO) en las aguas resi­dua­les con los cos­tos más bajos posi­bles. En Kiess­ling, una com­bi­na­ción de tra­ta­mien­to quí­mi­co-físi­co y bio­ló­gi­co de aguas resi­dua­les aho­ra ali­via el sis­te­ma de dre­na­je y la plan­ta públi­ca de tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les urba­nas.
El sis­te­ma ins­ta­la­do es lo sufi­cien­te­men­te gran­de para una ciu­dad peque­ña con 5,000 habi­tan­tes y, gra­cias a la tec­no­lo­gía TFR de los espe­cia­lis­tas en tec­no­lo­gía ambien­tal de Dres­de, requie­re has­ta un 45 por cien­to menos de ener­gía que los sis­te­mas de tama­ño com­pa­ra­ble.

Tra­tar los res­tos de cos­mé­ti­cos en las aguas resi­dua­les de mane­ra fia­ble gra­cias a la tec­no­lo­gía TFR
El tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les para un fabri­can­te de cos­mé­ti­cos es una tarea exi­gen­te. La com­pa­ñía Kiess­ling pro­du­ce alre­de­dor de 1,500 pro­duc­tos siguien­do más de 600 rece­tas. “Como resul­ta­do, la can­ti­dad de aguas resi­dua­les gene­ra­das y la com­po­si­ción de la car­ga de con­ta­mi­nan­tes están cam­bian­do cons­tan­te­men­te”, dice René Reichardt, Jefe de Tra­ta­mien­to de Aguas de DAS Envi­ron­men­tal Expert GmbH.

Los espe­cia­lis­tas en aguas resi­dua­les han encon­tra­do una solu­ción téc­ni­ca que, a pesar de estas con­di­cio­nes difí­ci­les, per­mi­te lim­piar las aguas resi­dua­les de pro­duc­ción de mane­ra tan­to con­fia­ble como ren­ta­ble. En el cora­zón de la plan­ta de tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les se encuen­tran los bio­rreac­to­res TFR paten­ta­dos (TFR, Tric­kle Flow Reac­tor) de la com­pa­ñía con sede en Dres­de. Pero antes de que las aguas resi­dua­les sean libe­ra­das por los con­ta­mi­nan­tes con la ayu­da de micro­or­ga­nis­mos, se rea­li­za una lim­pie­za mecá­ni­ca pre­via. Pos­te­rior­men­te, en la pri­me­ra eta­pa de tra­ta­mien­to, se lle­va a cabo una esci­sión de la emul­sión por medio de clo­ru­ro de hie­rro (III) con una eta­pa pos­te­rior de pre­ci­pi­ta­ción / flo­cu­la­ción. El lodo resul­tan­te se sepa­ra por flo­ta­ción. Las aguas resi­dua­les pre­tra­ta­das se alma­ce­nan lue­go para la homo­ge­nei­za­ción en un tan­que ecua­li­za­dor con una capa­ci­dad de cien metros cúbi­cos.

Micro­or­ga­nis­mos espe­cia­les des­com­po­nen car­ga orgá­ni­ca
Des­pués de la neu­tra­li­za­ción, los micro­or­ga­nis­mos son los prin­ci­pa­les acto­res en la con­ver­sión bio­ló­gi­ca aeró­bi­ca de la car­ga orgá­ni­ca aún con­te­ni­da en las aguas resi­dua­les. En los bio­rreac­to­res TFR de DAS Envi­ron­men­tal Expert GmbH, las aguas resi­dua­les flu­yen de arri­ba a aba­jo sobre un sus­tra­to que con­sis­te en esfe­ras lige­ras y peque­ñas con un área de super­fi­cie espe­cí­fi­ca alta. El Sr. Reichardt expli­ca: “Micro­or­ga­nis­mos espe­cia­les en for­ma de bio­films se depo­si­tan en este mate­rial de sopor­te. Son capa­ces de ata­car tan­to car­gas orgá­ni­cas como diver­sos con­ta­mi­nan­tes “. El resul­ta­do: bio­ma­sa, agua y dió­xi­do de car­bono. Los lodos resul­tan­tes en cada eta­pa de tra­ta­mien­to se dre­nan y se envían para su eli­mi­na­ción.
El sumi­nis­tro de oxí­geno a los micro­or­ga­nis­mos en los bio­rreac­to­res TFR es pro­por­cio­na­do por un ven­ti­la­dor que inyec­ta aire del ambien­te en la par­te infe­rior del sis­te­ma. “No se requie­re un aumen­to de pre­sión por­que el reac­tor no está lleno de agua”, expli­ca el Sr. Reichardt. “Para la rege­ne­ra­ción, la bio­ma­sa super­flua se eli­mi­na a inter­va­los regu­la­res”. De lo con­tra­rio, el sis­te­ma fun­cio­na casi sin man­te­ni­mien­to; El con­su­mo de ener­gía, los cos­tos ope­ra­ti­vos y el des­gas­te son bajos.

Desa­fío espe­cial: can­ti­da­des fluc­tuan­tes y dife­ren­tes com­po­si­cio­nes de las aguas resi­dua­les
En Emil Kiess­ling GmbH, las aguas resi­dua­les se acu­mu­lan lote a lote. La com­po­si­ción y la con­cen­tra­ción de las sus­tan­cias orgá­ni­cas con­te­ni­das varían enor­me­men­te. Ade­más de la varie­dad de ingre­dien­tes, la sali­ni­dad del agua resi­dual con una con­cen­tra­ción de clo­ru­ro de entre 1,500 y 2,500 mili­gra­mos por litro es pro­ble­má­ti­ca. Para un pro­ce­di­mien­to bio­ló­gi­co estas con­di­cio­nes son un desa­fío.

En una prue­ba de cua­tro meses, la tec­no­lo­gía TFR se pro­bó direc­ta­men­te en el sitio. La tec­no­lo­gía en sí, la inge­nie­ría de pro­ce­sos, el ren­di­mien­to esta­ble de los reac­to­res y el apo­yo direc­to de la plan­ta en el sitio por par­te de los emplea­dos de DAS Envi­ron­men­tal Expert GmbH con­ven­cie­ron, de modo que en el oto­ño de 2009, se ini­ció la cons­truc­ción de la plan­ta a gran esca­la. La pues­ta en mar­cha se reali­zó en la pri­ma­ve­ra de 2010. “La rela­ción pre­cio-ren­di­mien­to, la esta­bi­li­dad del pro­ce­so y un ser­vi­cio com­pe­ten­te y fle­xi­ble en el lugar fue­ron los cri­te­rios de KO de Kiess­ling en la bús­que­da de un nue­vo sis­te­ma de tra­ta­mien­to de aguas resi­dua­les. De la gran can­ti­dad de soli­ci­tan­tes, DAS pudo con­ven­cer­nos al final. Des­pués de varios años de ope­ra­ción, esta­mos encan­ta­dos con el con­cep­to de plan­ta de los tres reac­to­res TFR, así como con el desem­pe­ño y el com­pro­mi­so del ser­vi­cio de todo el equi­po DAS “, dice Roland Krauss, Geren­te de Ope­ra­cio­nes de Emil Kiess­ling GmbH.

El sis­te­ma de alto ren­di­mien­to garan­ti­za una alta cali­dad cons­tan­te de las aguas resi­dua­les
El sis­te­ma de Emil Kiess­ling GmbH cons­ta de tres bio­rreac­to­res TFR, el sis­te­ma de ven­ti­la­ción y de lava­do a con­tra­co­rrien­te, las uni­da­des de dosi­fi­ca­ción de nutrien­tes y emul­sión anti­es­pu­man­te, el pro­ce­sa­mien­to de lodos y la tec­no­lo­gía de con­trol y medi­ción corres­pon­dien­te. Cada reac­tor tie­ne ocho metros de altu­ra con un diá­me­tro de tres metros. El volu­men bru­to de cada reac­tor es de 55 metros cúbi­cos. Esto corres­pon­de a un volu­men bru­to total de 165 metros cúbi­cos. 125 metros cúbi­cos de aguas resi­dua­les nece­si­tan un tra­ta­mien­to por día en pro­me­dio, con una car­ga de con­ta­mi­nan­tes que corres­pon­de a una deman­da quí­mi­ca de oxí­geno (DQO) de alre­de­dor de 3.000 mili­gra­mos por litro. En el cuar­to año, la tasa pro­me­dio de degra­da­ción alcan­za­da fue del 91 por cien­to. Los valo­res de des­car­ga de DQO se encuen­tran sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te por deba­jo de los 1,000 mili­gra­mos por gra­mo de DQO espe­ci­fi­ca­dos. La eva­lua­ción de la con­cen­tra­ción de DQO mues­tra que, inclu­so con picos de con­cen­tra­ción de has­ta 6.000 mili­gra­mos por litro, toda­vía se cum­ple el valor espe­ci­fi­ca­do de 1.000 mili­gra­mos por litro en la sali­da del sis­te­ma.

La tec­no­lo­gía adap­ta­ble de DAS EE GmbH impre­sio­na
El hecho de que el sis­te­ma haya esta­do fun­cio­nan­do de mane­ra con­fia­ble duran­te muchos años demues­tra que la tec­no­lo­gía TFR es ade­cua­da para apli­ca­cio­nes com­ple­jas. Este pro­ce­so es par­ti­cu­lar­men­te útil para las aguas resi­dua­les de la indus­tria cos­mé­ti­ca, don­de exis­ten gran­des fluc­tua­cio­nes tan­to en los ingre­dien­tes como en la con­cen­tra­ción. Ade­más del alto nivel de esta­bi­li­dad que brin­da el pro­ce­so con res­pec­to a las per­tur­ba­cio­nes, como la entra­da tem­po­ral de desin­fec­tan­tes, las fluc­tua­cio­nes en el valor del pH, el alto con­te­ni­do de sal y los cam­bios en la tem­pe­ra­tu­ra, el exce­so de oxí­geno en el sis­te­ma en par­ti­cu­lar tam­bién jue­ga un papel impor­tan­te.

Los sis­te­mas de DAS Envi­ron­men­tal Experts GmbH son solu­cio­nes de baja emi­sión y se adap­tan fácil­men­te a los requi­si­tos de ubi­ca­ción indi­vi­dua­les para cum­plir siem­pre con los están­da­res de los regla­men­tos téc­ni­cos ale­ma­nes para la reduc­ción de la con­ta­mi­na­ción del aire y el rui­do (‘TA Luft’ y ‘TA Lärm’). Tam­bién se pue­den usar fácil­men­te sin res­tric­cio­nes en con­di­cio­nes de cli­ma tro­pi­cal. “Gra­cias a sus bajos requi­si­tos de espa­cio, a los cos­tos ope­ra­ti­vos com­pa­ra­ti­va­men­te bajos y al alto nivel de segu­ri­dad del sis­te­ma, la tec­no­lo­gía TFR se ha esta­ble­ci­do con éxi­to en una amplia gama de sec­to­res de la indus­tria en los últi­mos años”, des­ta­ca el Sr. Reichardt. “Nues­tra tec­no­lo­gía de eli­mi­na­ción tam­bién tie­ne un dise­ño modu­lar. Los sis­te­mas exis­ten­tes se pue­den ampliar en cual­quier momen­to agre­gan­do reac­to­res adi­cio­na­les”.